Aceite de oliva

Aceite de oliva: una cucharada sopera/ración.

Truco: no mezclar un aceite ya usado con uno sin usar.

Truco: conservar en envase opaco para no alterar sus características organolépticas.

Truco: para que al freír un alimento se forme menos espuma, añadir una cáscara de huevo en el aceite.

Truco: para potenciar su sabor se pueden añadir unos granos de comino.

Truco: el aceite usado para freír patatas se puede reutilizar para freír carne.

Truco: para evitar quemaduras, introducir el alimento suavemente en el aceite caliente.

Truco: el punto de fritura óptimo es cuando el aceite humea.

Truco: es el más recomendable para ensaladas y para una buena fritura.

Truco: freír en pequeñas cantidades para evitar que el aceite pierda la temperatura deseada.

Truco: para evitar que el aceite se queme al freír en tandas, retirar la sartén del fuego entre tanda y tanda y poner de nuevo al fuego en el momento de su uso.

Truco: es importante tener en cuenta la cantidad de aceite que se debe utilizar, si se añade mucho, el alimento se puede cocer y si se añade poco el alimento de puede quemar.

Truco: cualquier alimento que haya sido lavado, secarlo bien previamente a añadirlo al aceite caliente para evitar quemaduras.

Truco: para evitar quemaduras, utilizar utensilios largos para dar vuelta a los alimentos en el momento de freír.

Truco: al freír, mantener los mangos de las sartenes hacia el interior de la cocina para evitar quemaduras.

Truco: para eliminar olores y sabores fuertes del aceite y poder reutilizarlo, freír unas rebanadas de patata hasta que estén muy doradas.

Truco: para eliminar el exceso de aceite en las frituras, retirar a un plato con papel absorbente antes de servir.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *