Ostras

Ostras: 10 ostras/ración.

Truco: para abrirlas fácilmente, meterlas en una bolsa de plástico e introducirlas en el congelador durante 30 min.

Truco: para comprobar que están vivas, deben encogerse al añadirlas un poco de ácido.

Truco: para conservarlas durante más tiempo, poner un peso grande encima para que no se abran y de esta forma se evita que pierdan su agua.

Truco: si al rociarlas con limón se cierran, es síntoma de que están vivas y frescas, si no se produce reacción, es síntoma de que están muertas y hay que desecharlas.

Truco: si al golpearlas unas con otras suenan a huecas es que han perdido agua, es síntoma de que no son frescas.

Truco: si al tocarlas por el borde se retraen es que son frescas.

Truco: la carne debe ser brillante, no lechosa y el agua que contiene la ostra debe ser clara y abundante.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *