Pescado

Pescado

Truco: para aprovechar todo su sabor y valor nutritivo, consumirlo al poco tiempo de pescarlo.

Truco: los pescados de río se conservar mejor que los de mar, pero resultan menos sabrosos.

Truco: si huele a amoníaco, desecharlo.

Truco: las aletas deben estar húmedas y brillantes.

Truco: las escamas deben estar firmes en la piel y brillantes.

Truco: las agallas deben presentar un color rojo intenso.

Truco: los ojos deben ser claros y brillantes, nunca opacos.

Truco: una vez cocinado, si la espina se desprende fácilmente de la carne, es síntoma de frescura.

Truco: los pescados blancos son más digeribles que los azules, por lo que son muy recomendables para niños, personas mayores y en regímenes alimenticios.

Truco: los pescados azules son más fuertes de sabor y con mayor cantidad de materia grasa, por lo que están contraindicados para niños, personas mayores y en regímenes alimenticios.

Truco: como guarnición de pescados se pueden utilizar limón, patata y tomate.

Truco: las salsas bechamel, holandesa, mayonesa, tártara, marisquera; y otras más fuertes como la salsa americana, salsa curry y salsa de mostaza, resultan excelentes como acompañantes de pescados.

Truco: el tiempo necesario para asar un pescado al horno no debe exceder de los 30 min.

Truco: si al hacer el pescado al horno, vemos que éste se dora mucho por fuera y queda crudo por dentro, tapar la fuente con papel de estaño.

Truco: para suavizar el intenso sabor del pescado azul, rociarlo con abundante zumo de limón.

Truco: si las manos quedan impregnadas de olor a pescado, frotarlas con limón.

Truco: para evitar que el pescado quede seco al hacerlo en la parrilla, éste debe secarse muy bien antes de ponerlo en la parrilla y a su vez, ésta debe estar muy caliente.

Truco: si el pescado está hecho con antelación, no reservarlo en el horno hasta la hora de servir.

Truco: para freir el pescado se debe utilizar un buen aceite de oliva y en cantidad generosa.

Truco: el pescado hay que enharinarlo o rebozarlo y añadirlo al aceite humeante con cuidado de no quemarnos. Cuando haya dorado por uno de los lados, dar la vuelta, dorar y retirar a un plato con papel absorbente, para que absorba el exceso de grasa.

Truco: si se enharina y/o empana el pescado, posteriormente sacudirlo para que se desprenda el sobrante.

Truco: el aceite utilizado para freir pescado -sobre todo si se trata de pescado azul-, toma mucho sabor, por lo que solo reutilizarlo para cosas similares y siempre que no haya tomado color oscuro porque si es así, hay que desecharlo.

Truco: para evitar que el pescado se reseque al recalentarlo, envolver en papel engrasado, cerrar herméticamente e introducir en el horno caliente durante 10 min.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *