Receta de Navidad de buñuelos de turrón

Receta de Navidad: Buñuelos de turrón con mayonesa de jengibre

Vamos a aprovechar el turrón para hacer un postre muy navideño, pero diferente a lo habitual. El turrón tiene una de las técnicas reposteras más complicadas, por eso es de los poco postres que no se pueden hacer en casa. De esta manera, la tradición del tomar turrón en Navidad ha llegado tan arraigada a nuestros días. Aquí os dejo esta rica receta de buñuelos rellenos de turrón con mayones de jengibre.

Ingredientes para la pasta 

  • 140 g de harina
  • 125 leche
  • 125 g agua
  • 110 mantequilla
  • 4huevos
  • Cuchara pequeña de azúcar
  • Una cucharada pequeña de sal

Para el relleno:

  • 200 gramos de turrón del blando 
  • 2 yemas
  • 50 g de queso fresco cremoso
  • 50 g de leche

Para la mayonesa de jengibre

  • 100 g de aceite de girasol
  • Una raíz de jengibre
  • 50 g de azúcar
  • Un huevo

 Elaboración:

Para hacer los chuchus o buñuelos:

Encendemos el horno a 170 grados. Mientras se calienta, en un cazo ponemos la leche, el agua, la mantequilla, sal y azúcar a hervir. Cuando ha hervido, apartamos el cazo del fuego y echamos la harina de golpe. Nos quedará una pasta muy consistente. Removemos apretando muy bien contra la pared del recipiente para que así se evapore toda la humedad posible. Después de unos tres o cuatro minutos, la pasta estará bien seca, templada y esamblada.

Después añadimos los huevos uno y uno. Es importante que la pasta esté templada, porque si no, los huevos se coagularían. Metemos la pasta en una manga pastelera y con ella formamos unas bolitas en la bandeja de horno, que horneamos hasta que se hinchen.

El relleno:

Trituramos el turrón en un robot, le añadimos la leche (que esté a la misma temperatura que el turrón), el queso y las dos yemas y volvemos a triturar. Nos quedará una pasta muy cremosa con sabor a turrón y un ligero toque a lácteo. Con estacrema rellenamos los profiteroles.

La mayonesa de jengibre:

Pelamos el jengibre y rallamos tres gramos sobre el aceite de girasol, lo batimos y lo dejamos reposar durante dos horas tapada con film, para que el aceite coja el sabor del jengibre. Una vez aromatizado el aceite, en un recipiente alto estrecho emulsionamos (como si fuera una mayonesa normal, primero abajo y luego subimos poco a poco el brazo batidor) el aceite y el huevo. Una vez hecha la mayonesa añadimos el azúcar. Nos quedará una mayonesa dulce con sabor a jengibre. La metemos en un manga pequeñita o en un cartucho hecho con papel y adornamos los profiteroles.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *