Merluza rellena de salmón y calabaza

Merluza rellena de calabaza y salmón

Durante muchos años, la calabaza quedó relegada a alimento de animales, como los cerdos en las granjas. Sin embargo, es una verdura sabrosa y muy sana, ya que además de ser una gran fuente de vitaminas (sobretodo A), aporta hierro, potasio y calcio. Tiene poquísimas calorías e hidratos de carbono, por lo que es muy recomendada en las dietas de adelgazamiento. Hoy os proponemos que la probéis en esta fabulosa receta de merluza rellena de calabaza y salmón. 

 

Ingredientes:

  • Una cola de merluza 700 g
  • 100 g de calabaza
  • 100 g de salmón fresco
  • 1/2 kg de sal
  • Una cucharada de pimentón
  • Una cucharada de azúcar
  • Un vaso de vino blanco
  • Una patata mediana
  • 1 dl aceite oliva
  • Sal

Elaboración

Lo primero que haremos será marinar el salmón. Para ello, lo deshuesamos, le quitamos la piel y las espinas. Hacemos una masa con el medio kilo de sal, la cucharada de pimentón y la de azúcar. En esta mezcla enterramos nuestro salmón, con cuidado de poner mezcla también en la base para que la parte interior del salmón esté en contacto con la sal. Lo dejaremos reposar durante un hora.

Pasado ese tiempo, retiramos la sal, ayudándonos de un trapo húmedo. Luego cortamos el salmón en dados pequeñitos. Picamos la calabaza del mismo tamaño y la cocinamos  en un bol tapado con film en el microondas durante 3 minutos a máxima potencia con una pizca de sal, una cucharada de vino blanco y una cucharada de aceite.

Deshuesaremos la merluza. Hasta el momento de trabajar con ella, es recomendable que la merluza permanezca en la nevera, porque será más manejable si está muy fría. De ella sacaremos cuatro lomos con piel y sin espinas. En cada lomo haremos unos cortes a lo largo, para poder abrirlo como si fuese un libro. Así, podremos alojar en su interior el picadillo de salmón y calabaza que hemos hecho. Salamos y cerramos con el relleno dentro.

Ponemos en una bandeja de horno y añadimos el resto de vino blanco, la patata cortada en láminas muy finas para que le de tiempo a cocinarse a la vez que el pescado, sal y aceite de oliva. La cocinaremos en el horno a 150 grados durante 12 minutos.

Una vez pasado el tiempo, sacamos la bandeja del horno y la cubrimos con papel de aluminio para que repose al menos 15 minutos antes de comerla.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *