Brochetas de melón con salmón

Brochetas de salmón y melón

Hoy os proponemos una receta fresca y dulce: unas ricas brochetas de salmón y melón con un ligero toque de cardamomo.

Ingredientes

  • 200 g de salmón fresco
  • Medio kilo de sal
  • 50 g de azúcar
  • Pimienta negra en grano
  • Aceite de girasol
  • Cardamomo
  • Medio melón
  • Un yogur natural

Elaboración

Para empezar, cortamos el salmón en dados de unos tres centímetros de lado y los marinamos durante una hora en una mezcla elaborada con la sal, la pimienta negra triturada y el azúcar. En este tiempo el salmón se irá encurtiendo: va perdiendo parte de su agua, que cede al conjunto de ingredientes en el que está sumergido y éste traslada al salmón una compleja mezcla de pimienta, azúcar y sal.

Un hora después, lo sacamos, lo lavamos y observamos que la parte exterior está ligeramente endurecida. Veremos que su tamaño ha disminuido.

Este salmón lo sumergimos en una mezcla de aceite de girasol con cardamomo durante dos horas. El cardamomo hay que dosificarlo con prudencia, porque es muy aromático y rico en proporción pequeña, pero empalagoso si es mucho.

Cortamos el melón en cuadrados del tamaño del salmón y lo ponemos frente a un ventilador, para que seque el melón, ya que tiene mucha cantidad de agua. Así, cuando lo ensartemos en la brocheta, no humedecerá el salmón.

A la hora de servir, embrochetamos un pedazo de salmón, otro de melón, otro de salmón, otro de melón y un tercero de salmón y de melón y salseamos con un yogur enriquecido con el aceite de cardamomo.

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *