ASOCIACIÓN DE EUSKADI DE SUMILLERES: CATA VERTICAL DE LOS VINOS CÁMBRICO RUFETE Y CÁMBRICO TEMPRANILLO

El pasado día 28 de Mayo realizamos una cata vertical de los vinos Cámbrico  presentada por su autor Fernando Maillo, para los sumilleres del País Vasco. Un encuentro muy sugerente en el que catamos diferentes añadas de esta bodega.
La cata resultó como siempre un éxito ya que el atractivo de ella era la variedad Rufete, además catamos tempranillo, y un vino con un cupage de Rufete, Calabrés y Tempranillo.
Fernando hizo una gran exposición de cómo trabajan y en qué condiciones desde el tratamiento totalmente ecológico, podas, labrando las viñas con caballo en algunas partes ya que el pequeño tractor a veces y debido a las pendientes tan fuertes no puede trabajar, selección de uva, despalillado a mano, remontados por gravedad, etc, la verdad es que fue muy interesante, en la que nos expuso a través de diapositivas la comarca de la Sierra de Francia muy cerquita de las Urdes y frontera con Portugal. Una uva, un vino y una bodega a tener en cuenta. La pena es que la cantidad de botellas que elabora es mínima, en la actualidad tiene en el mercado Cámbrico Rufete 2005, 575 uvas 2006 y El Tempranillo que sacará en el mes de septiembre.
VIÑAS DEL CÁMBRICO
Fernando Maillo, con raíces familiares en Sequeros es el ‘alma mater’ de este ambicioso proyecto, tras estudiar enología en Palencia, está elaborando  vinos que ya están muy bien posicionados en el mercado tanto nacional como en el internacional. Cámbrico es un nombre que hace referencia a la era geológica en la que se formaron las rocas de la sierra. La Bodega Viñas del Cámbrico comercializa en torno a las 2.000 botellas de Rufete, vino ecológico de la campaña 2003, 2004, 2005, obtenido de 10 hectáreas de cepas de 50 a 80 años. Con un 100% de la variedad rufete y 1.500 con 100% tempranillo.
El último proyecto ha sido sacar en otoño de 2007 una segunda marca, ‘575 uvas de Cámbrico’. Se trata de un vino de cepas jóvenes, pero con crianza larga en barrica y un año en botella.
Viñas del Cámbrico, por otra parte, con un presupuesto algo más de 600.000 euros, concluye también en 2008 la construcción de una original bodega con estructura escalonada, simulando los bancales de los viñedos de la Sierra de Salamanca. Este espectacular diseño servirá para consagrar el vino de forma natural utilizando la gravedad, sin usar bombas de remonte entre las diversas fases del proceso.
Finalmente, otra de las iniciativas de esta joven bodega de Villanueva del Conde es la investigación varietal ya que, junto al ITA, están recuperando y multiplicando la variedad autóctona calabrés y están realizando una selección clonal de la rufete.
Viñedos de Cámbrico está situada a 800-900 m. de altitud en el centro del Parque Natural de la Sierra de Francia. Las mejores viñas se encuentran en laderas de fuertes pendientes y suelos de granito y pizarra formados durante el período Cámbrico. (Hace aproximadamente 500 millones de años) Cámbrico sólo se elabora con uvas de viñas viejas (cepas de entre 40 y 100 años) situadas en las terrazas que a juicio de Fernando reúnen las mejores condiciones para obtener uvas excelentes.
Las variedad Rufete es autóctona de la zona. La variedad Tempranillo empleada para elaborar Cámbrico corresponde a un clon adaptado a esta zona a lo largo de cientos de años. Resulta interesante observar cómo este clon de Tempranillo, llamado en la región Aragonés, al adaptarse a la zona ha terminado pareciéndose a la planta de la variedad Rufete. (Convergencia evolutiva). Todas las parcelas se cultivan siempre de manera ecológica, si bien por motivos legales, la primera cosecha certificada por el organismo oficial CAEC y L será 2004.
Los veranos secos con días calurosos, noches frías y tormentas ocasionales eliminan el estrés hídrico. No se emplean herbicidas, insecticidas ni abonos químicos, harán con caballos y se vendimia en pequeñas cajas de 10 Kg. Para obtener la mejor calidad posible se limita la producción de cada planta, siendo el rendimiento medio de 2.000 Kg por Ha (las cepas más viejas producen 500 g de uvas por planta).
El momento de la vendimia se decide combinando modernas técnicas analíticas con catas de uvas en el viñedo. Tras la vendimia el despalillado se realiza a mano y con ello las uvas son seleccionadas una a una. Sólo con las mejores se elabora el Cámbrico.
La fermentación se realiza en depósitos de acero de una capacidad máxima de 5.000 L.
Los remontados se realizan por gravedad (no se emplea ningún tipo de bomba en el proceso).
La fermentación maloláctica se realiza lentamente en barricas nuevas de madera francesa.
Cada depósito y cada barrica es controlado varias veces al día durante toda la fermentación.
     
Los vinos catados: Los tempranillos nos parecieron todo bien ensamblados de fruta, acidez y madera, con un paso por boca con mucha elegancia, finos y delicados características notas de mineralidad. En cambio en los rufetes encontrábamos vinos muy florales con buena intensidad frutal, minerales, bien equilibrados con taninos finos, el Rufete 2005 me pareció espectacular, así como el Tempranillo 2004. El 575 Uvas, fino, delicado con una buena textura mucho más fresco en boca y aportando quizás unas notas vegetales que le dejaba bien situado.
Cámbrico Tempranillo 2002                   Cámbrico Rufete 2003       575 uvas Cosecha 2006
Cámbrico Tempranillo 2003                   Cámbrico Rufete 2004
Cámbrico Tempranillo 2004                   Cámbrico Rufete 2005

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *