Rulos de manzana roja y nuez con helado de oveja negra carranzana, un postre otoñal

Rulos de manzana y helado de queso de cabra

Este mes tocaba un postre de otoño, calido, rústico, de raíces profundas, apegado al terruño, casi un poco nostálgico, de esos que nos gustaría tomar sentados al lado de una chimenea.

En el postre del mes de octubre la conjugación es primaria, franca, familiar. Tan solo  manzana, queso y nueces. Una mezcla casi banal, si no fuera por que contamos con un producto fuera de serie.

Unas manzanas rojas que nuestra frutera nos trae de aquí al lado, de un pueblecito de Burgos, de las que ya no existen, recién cogida del manzano, de intenso sabor dulce con toques de miel, aromática, tan alucinantes que tras probarlas entendemos por que Blanca Nieves cayó en la trampa.

Y como en Bilbao siempre queremos mas tras cortarlas en cilindros, las hemos cocinado en su propio jugo para potenciar aún mas su sabor y las hemos abrazado con una delicada pasta de nuez, que le aporta la profundidad de los sabores tostados y un toque graso que convierte este matrimonio frutal en un pastelito para golosos.

Hasta aquí todo muy bonito, pero ha llegado la hora de realizar una confesión. Todo esto es tan solo una excusa, un pretexto maravilloso para ofertar entre nuestros postres un helado de queso de oveja negra carranzana que es como para quitar el hipo.

Nos encanta el queso, encarna como ningún otro alimento de los ingeniados por el ser humano la historia y el paisaje donde se ha gestado.

El paisaje que da sabor al queso que nos atañe es el de los pastos de altura, verdes e inaccesibles en el que pacen estas ovejas de cabeza negra, que estaban al borde de la extinción por causa del aumento de la población de lobos.

Y la historia que nos permite disfrutarlo es la de la familia Isusi, que comenzó a recuperar esta raza autóctona y tomó el relevo de la única anciana que quedaba en carranza que preparaba este singular queso, tan escaso como exquisito, así que este mes el postre va dedicado a ellos, por que nos sigan deleitando con este lujo por muchos años.

Un comentario en “Rulos de manzana roja y nuez con helado de oveja negra carranzana, un postre otoñal

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *