Esponja de pistacho borracha

Edición limitada

 

bizcocho-de-pistacho1

Chocolates fondantes, hojaldres crujientes embadurnados de aromática canela, manzanas asadas en mantequilla y caramelo, gratenes que nos evocan sabores añorados que perdimos en la infancia… hasta un delicioso pastel cuya receta proviene de la abuela de Fernando y que proporciona una extraordinaria sensación de placer y protección infinita preparamos a diario.

Refinados, rústicos, frios, tibios, refrescantes, clásicos, sorprendentes, fáciles, complejos, los postres del Etxanobe son una fiesta, y por tanto difíciles de cambiar por otros que los igualen o superen.

Conscientes de la dificultad, desde el departamento de i+d nos hemos planteado el reto de añadir cada mes un postre nuevo en la carta. Se tratará de una edición limitada, un plato con la fecha de caducidad puesta en el mes siguiente y que tan solo si en alguna ocasión la aceptación por parte de los clientes o nuestra percepción personal nos hacen ver que es capaz de suplir a alguno de los magníficos postres con los que ya contamos nos plantearemos la posibilidad de mantenerlo.

Cada mes daremos cuenta en la web de las novedades, así que estar atentos.

Para empezar, en octubre probaremos con una esponja de pistachos borracha, acompañada de una crema montada de vainilla.

Se trata de un etéreo bizcocho de pistachos de Irán (por su aroma, color y sabor seguramente el fruto seco mas apreciado y delicado que existe, un autentico tesoro), empapado en un charco de sugerente jarabe de ron añejo aromatizado con vainilla, piel de naranja y de limón, y acompañado a las 1000 maravillas por una mullida, ligera y suave crema de vainilla.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *