Castañas al cubo (bica tibia rellena de marron glace, helado de castaña y confitura de cantarelus)

 cast

Diana, la cazadora, hija de Júpiter, merodeaba al alba entre la niebla y las sombras de los árboles de un bosque milenario. Iba como siempre bien acompañada de sus bellísimas ninfas, entre la que destacaba por su finura la joven Nea. Júpiter, voraz y poderoso se encaprichó de ella, pero la ninfa prefirió la muerte a perder su castidad, lo que enfureció a la divinidad que cubrió su delicado cuerpo de espinas impenetrables y convirtió a la casta Nea en el fruto del castaño.

 En noviembre el postre del mes tenía que ir de castañas. Y es que por estas fechas, puntual como cada año, el frío inunda Bilbao y en sus esquinas renacen los quioscos de castañas, de cuyas ascuas emanan aromas, sabores y calores que nos reconfortan y abrigan el cuerpo y el alma.

  Hablar de postres y hablar de castaña es sin duda hacerlo de una delicada exquisitez, el marron glace, castañas confitadas una a una en un almíbar de vainilla que hacia las delicias ya en la corte de Versalles, y aunque quizá ya un poco demodé por su alto precio, sigue siendo culmen del refinamiento en las mesas de los mas sibaritas.

Pero hablar de castañas es hacerlo también de sabores auténticos, puros, prustianos. Por fortuna hacía poco tiempo que había caído en nuestro banco de pruebas una harina de castañas secadas con humo, fina y con un delicado sabor que nos había enamorado, con la que Yago, nuestro jefe de pastelería, borda una bica, o bizcocho tradicional de su Galicia infantil, y que teníamos ganas de pasarlo de petit-four a plato de postre en toda regla.

En definitiva, para este mes de noviembre hemos preparado una bica tibia de castañas, de superficie crujiente e interior finamente alveolado, que se funde al contacto con la boca entremezclando su sabor rústico con una elegante crema de marrón glace, que acompañamos de un gustoso helado de castaña y una confitura de cantarelus curiosa, gustosa y otoñal.

Y es que las castañas son sin duda el mejor bálsamo para los rigores del frío otoñal.    

Paul Ibarra Larrañaga
Departamento I+D
imasd@etxanobe.com

Un comentario en “Castañas al cubo (bica tibia rellena de marron glace, helado de castaña y confitura de cantarelus)

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *