Comerse al Sireno de Getxo

Fernando Canales y Paul Ibarra, del Etxanobe, junto al alcalde de Getxo, Imanol Landa,  y  varios hosteleros de la localidad dieron el pistoletazo de salida a una iniciativa que une gastronomía con  fotografía, apoyando la instalación del Sireno del Río de la Plata, obra del artista argentino Marcos López, en el Puerto Viejo de Algorta, en Vizcaya. Para reforzar el atractivo de la obra, el Etxanobe ha elaborado un pincho con el mismo nombre, a base de carne y marisco, que todos los bares de Portu Zaharra ofrecerán  durante 2011, año en el que esta fotografía se exhibirá en el espigón del puerto.

La imagen del tritón -mitad hombre, mitad pez- ya colgó temporalmente en las aguas de Algorta durante  tres ediciones del certamen Getxophoto, impulsado por la asociación Begihandi.  La misma que, finalmente, pidió al arquitecto Xabi Goikoetxea la creación de una estructura que soportara la foto del Sireno durante doce meses, aguantando el embate de las olas. Gracias a ese soporte, que es flexible, el Sireno interactúa con el agua. En pleamar, deja ver únicamente la imagen de un hombre desnudo, que, cuando baja la marea, descubre ser medio pez. Mide 170  centímetros de ancho y 300 de alto, y pesa 258 kilos.

Para Fernando Canales, crear el pincho Sireno ha sido  “un reto atractivo” en el que se ha implicado profundamente el Etxanobe, al igual que los bares getxotarras Txomin, Arrantzale, Portu Zaharra, Itxas Bide y Usategi. “Es exclusivo y se venderá únicamente en bares del Puerto Viejo de Algorta. Como el Sireno es medio hombre y medio pez, hemos elaborado un pincho mitad carne y mitad marisco”, explica Canales. “Al igual que el Sireno de Marcos López, el nuestro también emerge con el agua”.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *