Cena SlowFood Bilbao Bizkaia

36º Cena SlowFood Bizkaia en el Etxanobe

Profesionales relacionados con el Slow Food, movimiento que defiende la cocina hecha con productos autóctonos y utiliza como logotipo un caracol, celebraron el pasado 23 de septiembre en Etxanobe el ’36 Cuartel’, con una cena que arrancó con aperitivos de huevas de merluza con cebolla morada de Zalla y milenrama, crujientes de oveja carranzana ‘caranegra’ y crema de marmitaco con lascas de bonito ahumado.

El chef Fernando Canales y su jefe de cocina, Mikel Población, se encargaron de comentar el menú, que comenzó con  sardina ahumada con carbón de oliva, panceta ‘euskal txerri’ y tortellini de queso de oveja de carranza. A lo que siguió el capón ‘a la royale’ que aparece en la foto superior. No faltó el sukalki con crema de boniato y ni la raya que vemos en la foto inferior, que se acompañó con crema de patata, y, según Canales, fue uno de los platos que más gustó. “Para hacerlo se utiliza solo la parte central de los lomos del pescado, del que solo se emplea un 15%, así que no es barato”.

Uno de los asistentes a este Convivium, como también se le denomina, fue el presidente de Slow Food España y Bizkaia, Mariano Gómez, ante el que los baserritarras Ana María Llaguno y Eugenio Arriaga comentaron los productos que miman en sus pequeñas explotaciones y que se utilizaron en la elaboración de la cena. La misma filosofía inspiró el postre que cerró la velada: helado de vinagre de txakoli de Orduña con platamole. Una mezcla de plátano y guacamole, que puso la guinda a esta celebración, acompañada con Itsasmendi 2010.

 

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *